Ciudadanos denuncian aumento de tráfico sexual en San Gil

2018-04-27

Mediante un derecho de petición, dirigido a la Alcaldía de San Gil, Concejo Municipal, Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, y Cámara de Comercio de Bucaramanga;  sangileños, comerciantes, industriales, instituciones gubernamentales y privadas, centros educativos, comerciantes de la carrera 11, y turistas pro San Gil, denuncian una problemática de tráfico sexual y conexos, indicando direcciones exactas de lugares donde presuntamente se ejerce la prostitución, se expenden alucinógenos y bebidas alcohólicas, hay música a alto volumen, hay escándalos, se viola el uso de suelo,  y otras situaciones. 

En el documento también hacen referencia a un informe de un concejal donde señala “es un turismo mal enfocado… ya montaron unas páginas donde se promocionan a niñas desde los 16 años, en casas de familia…” A renglón seguido enumeran páginas de internet donde se ofrecen servicios sexuales. 

Realizan varios cuestionamientos como: ¿Se está imponiendo en San Gil una economía política perversa destructiva, con base a la prostitución, al droga, el alcohol, el vicio, la violencia, el micro tráfico y la constante violación a las buenas normas legales y constitucionales dela economía,  el desarrollo social y al derecho a la sana convivencia?   De igual manera cuestionan por qué no se cumple el 1801 Código de Policía y Convivencia, por qué se permite la violación a los derechos y deberes de los ciudadanos.

Le exigen al mandatario local hace cumplir la Constitución  Nacional de 1991 en la protección de los derechos fundamentales, el Código de Policía y otras normas nacionales, apoyar la extinción de domino de las casa de los negocios descritos anteriormente  ubicados en la carrera 11 entre calles 15 y 18, ampliar el programa de salud pública, entre otras.

Sobre esa problemática una ciudadana, quien pidió reserva de su identidad, manifestó:

La queja se le dio a conocer al comandante de Policía departamento de Santander, coronel Jaime Alberto Escobar Henao, quien al respecto contestó que: “la prostitución no es un delito”.

Igualmente consultamos al alcalde encargado de la capital turística de Santander, Carlos Millán Valderrama, quien añadió que lo recibido fue un documento anónimo pero igualmente se le da traslado a la oficina jurídica para su respuesta. 

Resalta que la Administración municipal tendrá en cuenta estas denuncias para actuar conforme a lo solicitado.

Por último se informó que esas denuncias se analizarán en un consejo de seguridad extraordinario, para determinar las competencias de cada uno de los entes que figuran en el documento y darles trámite a esas peticiones.