FALLECIÓ EL PADRE PABLO ARTURO JIMENEZ PINZÓN

2018-08-21

Tras sufrir una enfermedad, en la mañana de ayer, 20 de agosto, a sus 57 años, falleció en Floridablanca (Santander) el Padre Pablo Arturo Jiménez Pinzón quien pertenecía a la Diócesis de Socorro y San Gil y venía prestando sus servicios pastorales en el municipio de Guadalupe.

Natural de San Vicente de Chucurí, el padre Pablo Arturo realizó sus estudios primarios en la Escuela de la Vereda Chanchón;  en 1982 se integró al Convictorio que tenía el Padre Arturo Vega Gutiérrez, en la Parroquia Santa Cruz Catedral de San Gil. Ese año inició sus estudios de bachillerato en el Colegio Cooperativo de San Gil, los que concluyó en 1987.

Ingresó al Seminario Conciliar San Carlos de San Gil en 1988, donde cursó los ciclos de Filosofía y Teología, y luego, en  la Universidad Santo Tomas cursó la Licenciatura en Filosofía y Ciencias Religiosas.

En noviembre 1995 fue ordenado sacerdote, en el municipio de Zapatoca.

Fue vicario parroquial en Puente Nacional, Mogotes, Socorro, Oiba, Zapatoca y Barichara; y párroco en Santa Rita del Opón, San Joaquín, Confines, Chima y Simacota.

En el 2014 fue Administrador parroquial de Guadalupe y al año siguiente capellán del Centro De Bienestar del Adulto Mayor en Socorro y Capellán del Batallón Galán. 

En la actualidad prestaba Sus servicios pastorales en el Instituto Técnico Agropecuario de Guadalupe (Santander).

Su hermana Susana Jiménez señala que para él lo principal era el servicio a la comunidad.

 La velación del padre se lleva a cabo en Funerales Los Olivos, en Bucaramanga, las exequias se cumplirán hoy, 21 de agosto, a las  3:00 de la tarde en la parroquia el Divino Niño, Conucos – Bucaramanga.  Seguidamente cremación en el Cementerio Las Colinas.  Y el jueves 23 de agosto, sus cenizas serán trasladadas a Zapatoca donde fue ordenado.

La Diócesis de Socorro y San Gil da gracias a Dios por la vida y acción pastoral del Padre Pablo Arturo en los diversos servicios que le fueron encomendados a lo largo de 23 años de ejercicio de su ministerio sacerdotal.