Juez de San Gil ordena suspensión de tala de árboles en Villanueva

2018-03-27

Rechazo generó entre algunos habitantes de Villanueva el proyecto que pretendía adelantar la Alcaldía municipal relacionado con la adecuación y remodelación de jardineras ubicadas en todo el separador de la vía principal, carrera 14 y 9 entre carreras 14 y 15, suscrito en enero de 2018, contratado por un valor de $599.922.590.

El inconformismo se debe a la tala de todos los árboles que se encontraban allí de las especies Oití y Ficus, y la falta de socialización del proyecto. Por lo anterior, el señor Joaquín Alberto Neira Rondón, habitante de esa localidad, instauró acción popular ante el Juzgado Primero Administrativo Oral de San Gil, mediante la cual solicita la protección los derechos e intereses colectivos ambientales y se suspenda la ejecución del proyecto.

Es de mencionar que para la ejecución del proyecto la administración municipal solicitó un permiso de aprovechamiento forestal a la Corporación Autónoma regional de Santander CAS. Permiso que le fue otorgado por medio de la Resolución N. 0043 - 2018. Es por esto que el demandante solicita a la CAS y a la Administración municipal la suspensión provisional de los actos derivados de dicha Resolución argumentando que vulnera los derechos colectivos a un ambiente sano y a un equilibrio ecológico.  

El juzgado primero administrativo oral de San Gil falló a favor del demandante y por ende se suspendieron las labores de tala de árboles. 

Al respecto, la alcaldesa Lillyam Chaparro Ballesteros, explica que el propósito de ejecutar dicho proyecto era embellecer la vía principal con lo cual se aumentaría el turismo del municipio. Igualmente explica el por qué se hace necesaria la tala de árboles.  

Afirma que solicitará la visita del juzgado para que se evidencie el estado en que se encuentran las raíces de los árboles. Aseguró que si socializó dicho proyecto.

Son casi dos kilómetros de vía y son 105 árboles que serían talados. Según la alcaldesa estos árboles serían remplazados por un árbol que no abre sus raíces sino que es profunda por lo cual no causaría daños en pavimentos ni cañerías y se tendrían a un punto bajo para evitar que toquen las cuerdas de la luz. Serían 148 árboles pomarroso brasilero e intercalado un arbusto en flor llamada Francesina, la jardinera tendría un tapete natural; y el proyecto inicial también contempla el cambio total de bancas, en piedra, e instalación de canecas para depósito de basuras. Ahora el proyecto queda en manos del juzgado, expresó la alcaldesa de Villanueva.