La red de participación cívica fue clave para la captura de matasuegros

2018-09-05

La seccional de investigación criminal SIJIN en coordinación con la Red de Participación Cívica (RCP) de la provincia de Vélez, dieron un golpe contra una organización delincuencial denominada por las autoridades como “Los Cebudos” que venía afectando la actividad económica de ganaderos en Cundinamarca, Boyacá y Santander, por el hurto de ganado, equipos agrícolas y máquinas de ordeño.

Jorge Federico Martínez Sánchez, uno de los ganaderos afectados, y a quien le hurtaron todas las máquinas de ordeño a principios del mes del mes de agosto, comenta su caso.

Los delincuentes hacían recorridos en motocicletas y contactaban empleados de fincas para averiguar itinerarios de los propietarios, al igual que las horas del día o noche en que los animales eran más vulnerables para facilitar el hurto y el posterior transporte a lugares baldíos para finalmente llevarlos a una finca en Cundinamarca.  En total fueron seis los capturados, según informa el comandante de la policía de Santander, coronel Jaime Alberto Escobar Henao.

Según información en proceso de verificación, al parecer, estos sujetos, liderados por un hombre de 32 años conocido con el alias de Matasuegos, habrían hurtado más de 80 reses en los departamentos antes mencionados obteniendo ganancias superiores a los 500 millones de pesos.  Estos sujetos enfrentan ahora un proceso penal por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado. Así mismo registran antecedentes por homicidio, porte ilegal de armas, conservación de plantaciones ilícitas y uno de los capturados tenía el beneficio de casa por cárcel.

El líder de la banda, registra antecedentes por homicidio en el corregimiento la mesa jurisdicción de Albania Santander y era el que coordinaba los horarios, rutas, pagos y transporte del ganado hasta una finca en Guacheta, donde posteriormente era recibido por un sujeto de 32 años conocido como “Paisanito”, quien también fue capturado y según el proceso investigativo era el encargado del aprovechamiento de la leche o carne vendiéndola a comerciantes y peseros de la zona.