Sangileños no asistieron a audiencia informativa sobre el aeropuerto

2018-08-10

Con escasa participación de la comunidad, en la Alcaldía de San Gil se cumplió la audiencia informativa de resultados del ejercicio de control social al proyecto denominado “Estudios, diseño, construcción del terminal, obras de infraestructura complementaria, mejoramiento y ampliación de pista, plataforma y calles de Rodaje en el aeropuerto de San Gil”.

Reunión convocada por la Contraloría General de la República, a la que asistió personal de la Aeronáutica Civil, la Interventoría, un delegado de la Alcaldía y la veeduría especializada de la obra. 

Allí se informó por parte de la Aeronáutica Civil que, aunque no se ha entregado la obra, se habilitó la pista para recibir aviación general y comercial, para facilitar las labores de atención a la emergencia vivida en el municipio el 26 de julio. “Los pozos es un aeropuerto no controlado (opera sin requerir control de tránsito aéreo en sitio) y su propietario es el municipio de San Gil”. 

Reunión en la que se expuso la inversión en obra $13.468’991.665 pesos de los cuales hay un saldo por facturar de $2.354’066.072 pesos. 

En interventoría se invirtió $1.447’171.571. Aunque el alcalde Ariel Fernando Rojas Rodríguez no asistió a la reunión, vía telefónica aclaró que el municipio aun no recibe la obra.

María Luisa Álvarez Monsalve, coordinadora de la veeduría especializada, comentó algunos aspectos como la no entrega de una torre de control.

De igual modo menciona aspectos de obra teniendo en cuenta la visita al aeropuerto en la mañana de ayer.  Dentro de ellos está la falta de reforzamiento de muros de cerramiento. La entrega de obra está prevista para el viernes 17 de agosto.

Según la Aeronáutica Civil, en Colombia existen 46 aeródromos controlados y cientos no controlados, que son utilizado por empresas petroleras, mineras, aviación privada etc.  El de San Gil sería no controlado y operado según el reglamento aeronáutico colombiano.

Tras la reunión se firmó un acta con compromisos como: Contratar la administración y mantenimiento del Aeropuerto, a cargo de la alcaldía una vez se reciba formalmente la obra.  Gestionar los recursos para la construcción del terminal, por parte de la Alcaldía y la Aeronáutica Civil.  Adelantar reuniones con integrantes de la veeduría ciudadana para explicar presupuesto del proyecto, por parte de la Interventoría, entre otros.