Tribunal ordena al municipio de San Gil reubicar las familias ubicadas en el sector de Ragonessy

2018-04-05

El Tribunal Administrativo de Santander, en fallo emitido el 22 de marzo de 2018, confirma el fallo en primera instancia proferido por el Juzgado Segundo Administrativo del Circuito Judicial de San Gil y ordena al municipio a que en el término de un mes realice un censo con el fin de incluir a todos los habitantes ubicados en el asentamiento humano localizado en el sector el Ragonessy del municipio y reubicar las familias allí situadas.  

Esto en razón a la petición de un veedor ciudadano  que instauró una acción de tutela solicitando la protección de los derechos e intereses colectivos de los sangileños, la defensa del patrimonio público, la seguridad pública, la previsión de desastres y el cuidado del medio ambiente.

La decisión del Tribunal Administrativo deberá ser socializada con los habitantes de ese sector permitiendo que procedan de manera voluntaria a efectuar el desalojo de las viviendas en el término de un mes.

 Una vez vencido ese término el Municipio en coordinación con la fuerza pública deberá ejecutar las acciones administrativas y policiales correspondientes para retirar los habitantes del asentamiento humano y aplicar las sanciones ambientales para evitar la vulneración de los derechos colectivos, garantizando previamente el lugar de reubicación.

Sobre el particular consultamos al Secretario Jurídico del municipio, Néstor José Pereira Sánchez quien señaló que el municipio acatará dicho fallo.

Para evitar que el lugar sea nuevamente invadido se tomarán medidas unas vez se haya cumplido con el censo y el desalojo, y eso tomará unos meses para realizar un posible cerramiento y controles policivos. En cuanto a reubicar las familias es difícil porque implica unos recursos.