1. Home
  2. »
  3. Internacional
  4. »
  5. 100 millones de pedazos de…

100 millones de pedazos de chatarra espacial: una mirada al paisaje orbital

Zulmy Díaz

Zulmy Díaz

Directora Digital

En los últimos años, el espacio exterior ha experimentado un aumento alarmante en la cantidad de desechos espaciales, lo que plantea desafíos significativos para la exploración espacial y la seguridad de las operaciones en órbita. Según proyecciones de expertos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos, en los próximos 10 años, el espacio acumulará más de tres veces la cantidad de basura que la que ha generado en los últimos 70 años. Este pronóstico ha encendido las alarmas y ha impulsado la búsqueda de soluciones urgentes para abordar este problema creciente.

La acumulación de desechos espaciales es el resultado de décadas de actividades espaciales, que incluyen lanzamientos de satélites, misiones tripuladas y no tripuladas, así como colisiones accidentales entre objetos en órbita. Estos desechos consisten en una variedad de fragmentos, desde piezas de cohetes y satélites desactivados hasta herramientas y restos de misiones anteriores. La mayor parte de estos desechos orbita alrededor de la Tierra a velocidades extremadamente altas, lo que los convierte en peligros potenciales para las misiones espaciales activas y para la Estación Espacial Internacional (ISS), así como para los satélites en órbita terrestre baja.

La proliferación de desechos espaciales plantea varios riesgos, que van desde colisiones catastróficas que podrían dañar o destruir satélites operativos hasta la generación de más fragmentos debido a impactos, lo que aumenta aún más el riesgo de colisiones en cascada, también conocido como «síndrome de Kessler». Este fenómeno, propuesto por el científico Donald J. Kessler en 1978, describe una situación en la que las colisiones entre objetos en órbita crean más fragmentos, aumentando la probabilidad de nuevas colisiones y generando una espiral de crecimiento exponencial de desechos espaciales.

Ante esta creciente amenaza, los expertos de la NOAA están trabajando en colaboración con otras agencias espaciales y organizaciones internacionales para desarrollar y promover soluciones efectivas para la gestión de desechos espaciales. Estas soluciones incluyen desde tecnologías para la detección y seguimiento de desechos espaciales hasta iniciativas para retirar basura espacial activa y pasiva de órbita. Algunas propuestas prometedoras incluyen el uso de satélites equipados con redes o brazos robóticos para capturar y retirar desechos espaciales, así como el desarrollo de tecnologías para desorbitar satélites al final de su vida útil, llevándolos a una reentrada controlada en la atmósfera terrestre donde se desintegrarán.

A medida que la exploración espacial continúa expandiéndose y más naciones y empresas ingresan al espacio, es crucial abordar de manera efectiva el problema de los desechos espaciales para garantizar un entorno orbital seguro y sostenible para las futuras generaciones. Con una acción concertada y medidas preventivas adecuadas, podemos mitigar los riesgos asociados con la acumulación de basura espacial y preservar la viabilidad a largo plazo de nuestras actividades en el espacio exterior.

Síguenos

Lo último

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

AL AIRE

La Caliente 1330

Siempre Arriba

AL AIRE
La Caliente 1330
Siempre Arriba