1. Home
  2. »
  3. Santander
  4. »
  5. ¡Asombroso hallazgo! Investigador de la…

¡Asombroso hallazgo! Investigador de la UIS descubre dos nuevas especies de serpientes en Santander

Diego Suárez

Diego Suárez

Director de Periodismo

Más de 10 años tardó la investigación que llevó a un grupo de científicos a descubrir 5 nuevas especies de víboras de pestañas (Bothriechis schlegelii) en Colombia y Ecuador. De estas especies, hay 2 que son únicas para Santander y fueron descritas gracias a la Colección de Herpetología del Museo de Historia Natural de la Escuela de Biología de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

El biólogo Elson Meneses Pelayo, quien actualmente cursa sus estudios de doctorado en la Escuela de Biología y es investigador del grupo de Estudios en Biodiversidad de la UIS, es uno de los responsables de este revolucionario hallazgo que se ha hecho oficial en un reciente estudio publicado en la revista científica Evolutionary Systematics.

Elson Meneses, junto a un grupo de expertos de diferentes lugares del mundo, fueron los encargados de hacer los análisis morfológicos y moleculares para llegar al descubrimiento de estas nuevas especies de víboras de pestañas que se clasificaban erróneamente como parte de una única especie que abarcaba desde México hasta el noroeste de Perú.

Tres de las cinco nuevas especies son endémicas de la Cordillera Oriental de Colombia, donde ocupan bosques nubosos y plantaciones de café. De ellas, dos habitan específicamente en territorio santandereano. Se trata de la víbora pestañas de Klebba (B. klebbai) y la víbora de pestañas de Khwarg (B. khwargi), llamadas así en honor a Casey Klebba y al Dr.  JuewonKhwarg, por su apoyo al descubrimiento y conservación de nuevas especies.

Dos especies únicas en Santander

Una de las especies propias de Santander, la B. klebbai se encuentra distribuida en la zona más alta en la Cordillera Oriental, en bosques nublados por debajo del Páramo del Almorzadero, Páramo de Santurbán, Páramo de la Rusia. La segunda, B. khwargi, es común del piedemonte y la Serranía de los Yariguíes, con una distribución más inclinada hacia tierras bajas.

 Su veneno, un aporte a la ciencia y la medicina

Según el investigador UIS, en Colombia se registran anualmente aproximadamente 5 mil casos de accidentes ofídicos. En este caso, el veneno de esta serpiente no es tan letal. Su mordedura puede causar daños en el tejido local como inflamación y dolor, pero con un tratamiento rápido y oportuno es posible tener un buen pronóstico.

A su vez, se ha comprobado que el veneno de este tipo de serpientes contiene un significativo número de moléculas con infinidad de aplicaciones en el campo de la salud, que ya están siendo investigadas por laboratorios científicos en el mundo.

“El veneno de estas serpientes no es solamente el insumo principal para fabricar el propio antídoto que nos puede salvar la vida en caso de un accidente, sino también es un insumo para muchos laboratorios que hacen bioprospección y análisis de moléculas con capacidades de uso para otro tipo de enfermedades, como la hipertensión arterial, alzheimer, cáncer, entre otros. Por tanto, son una fuente de información para la biodiversidad y también para la farmacología”, añadió Meneses.

La UIS, única institución colombiana presente en este aporte a la biodiversidad

Este estudio fue liderado por la fundación ecuatoriana Khamai, comprometida con la recuperación de áreas de biodiversidad muy amenazadas, promover la investigación y conservación de la biodiversidad tropical y ayudar a mitigar los efectos del calentamiento global. Contó con la participación científica de varios centros de investigación en el mundo.

La UIS fue la única institución colombiana presente en este proyecto, a través del trabajo científico liderado por el investigador Elson Meneses, del grupo de Estudios en Anfibios y Reptiles, y el grupo de Estudios en Biodiversidad de la Escuela de Biología.

Síguenos

Lo último

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

AL AIRE

La Caliente 1330

Siempre Arriba

AL AIRE
La Caliente 1330
Siempre Arriba