1. Home
  2. »
  3. Santander
  4. »
  5. Denuncian mortandad de animales en…

Denuncian mortandad de animales en la ciénaga San Silvestre y el río Lebrija en Santander

Inyer Afanador

Inyer Afanador

Periodista Digital

Una verdadera tragedia ambiental se presenta en este momento en la ciénaga San Silvestre y el río Lebrija en Santander , tras conocerse fotografías y videos de animales muertos

La Federación de Pescadores Artesanales, Fedepesan, informó que el daño ambiental es grande y lo más grave es que se desconoce las causas de la mortandad.

En un video se observa a miles de peces murieron en el río Lebrija en su recorrido.

“No sabemos si es por el bajo caudal o la contaminación que llega procedente de Bucaramanga y el área metropolitana. Nos informaron que al río de Oro cayó miles de litros de agua contaminada de la planta de tratamiento de aguas de la cárcel de Palogordo y ese río desemboca en el Lebrija, eso debe ser investigado”, dijo un pescador.

La presidenta de la Federación de Pescadores de Barrancabermeja, Yuli Velásquez, denunció que en un recorrido realizado por la ciénaga San Silvestre y varios caños que hacen parte de ese ecosistema que se conecta con el río Magdalena se observaron varios animales muertos “en extrañas circunstancias”.

Recientemente los pescadores han encontrado peces, babillas, aves, roedores y un manatí antillano muertos en la zona de San Silvestre.

“No es la primera vez que esto ocurre. El 2 de septiembre del año pasado, entregamos otro manatí antillano muerto, ocurrió lo mismo cuando también encontramos chavarríes, babillas muertas y como hoy, también encontramos algunos restos de caballos o reces en el área y no sabemos que está pasando en la zona. Solicitamos a la autoridad competente ambiental que actúe para que no se sigan muriendo estas especies, podría ser agua contraminada”, manifestó Yuli Velásquez de la asociación de pescadores.

FUENTE: Blu Radio

Síguenos

Lo último

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

al aire

La Caliente 1330

Siempre Arriba

al aire
La Caliente 1330
Siempre arriba