1. Home
  2. »
  3. Internacional
  4. »
  5. La Franja de Gaza enfrenta…

La Franja de Gaza enfrenta la peor crisis alimentaria en dos décadas, según informes recientes

Inyer Afanador

Inyer Afanador

Periodista Digital


Según el informe anual de la Red Global contra las Crisis Alimentarias (GNAFC) en colaboración con la FAO y otras agencias de la ONU, publicado este miércoles, la Franja de Gaza enfrenta la peor crisis alimentaria registrada en al menos las últimas dos décadas.

Además, el informe señala que más de 281 millones de personas sufrieron inseguridad alimentaria aguda en 59 países durante 2023, en comparación con los 258 millones del año anterior.

«La Franja de Gaza tiene el mayor número de personas experimentando una hambruna catastrófica hasta la fecha, según el Informe Mundial sobre las Crisis Alimentarias, incluso mientras los camiones de ayuda humanitaria esperan en la frontera», alertó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

La crítica situación en Gaza, tras el estallido de la guerra el pasado 7 de octubre, ha llevado al territorio palestino al máximo nivel de la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC), un sistema de 5 escalas utilizado por organismos internacionales para medir la inseguridad alimentaria aguda.


Alrededor de 1,1 millones de personas, que representan la mitad de la población en Gaza, se encuentran en el nivel más crítico de la clasificación del IPC, que el organismo define como «catástrofe de hambruna».

El documento señala que la crisis alimentaria en la Franja de Gaza es la más grave en la historia del IPC, que se estableció en 2004. Además, advierte sobre una hambruna inminente en las gobernaciones del norte.


En 2024, los conflictos y la inseguridad, especialmente en la Franja de Gaza, Sudán y Haití, seguirán siendo factores principales que contribuyen a la inseguridad alimentaria aguda, según destaca el informe. Además, se espera que el fenómeno climático El Niño se manifieste a lo largo del año.

La economía también desempeñará un papel crucial en el desarrollo de las crisis alimentarias a nivel mundial. Los países exportadores de alimentos con monedas debilitadas, como Nigeria, Malaui o el Líbano, enfrentarán desafíos relacionados con los precios internos de los alimentos y el poder adquisitivo reducido de los hogares.

Asimismo, la disminución de la financiación de la ayuda humanitaria y el aumento de los costos de entrega representan una nueva amenaza, lo que podría resultar en una reducción de los beneficiarios y las raciones de asistencia alimentaria para muchas poblaciones.

«La humanidad puede y debe hacerlo mejor. Juntos, con compromiso y acción concertada, podemos crear un mundo en el que el hambre no tenga cabida», instó Guterres.

Síguenos

Lo último

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

al aire

La Caliente 1330

Siempre Arriba

al aire
La Caliente 1330
Siempre arriba