1. Home
  2. »
  3. Nacional
  4. »
  5. Matrículas no paran de descender:…

Matrículas no paran de descender: sigue el desencanto de los jóvenes a estudiar en universidades privadas

Diego Suárez

Diego Suárez

Director de Periodismo

En los últimos años, las cifras que reportan universidades privadas en el país al Sistema Nacional de Información de Educación Superior del Ministerio de Educación son malas en relación con las matrículas de estudiantes.

El pico y el punto de inflexión fue en el 2017, cuando las instituciones de educación superior privadas en el país registraron un total de 1.204.524 matriculados. Desde ese momento hasta las últimas cifras que reposan en el Sistema Nacional de Información de Educación Superior del Ministerio de Educación, ha venido descendiendo la cantidad de alumnos matriculados en universidades privadas.

En 2018 la cifra bajó a 1.197.885, en 2019 siguió el descenso llegando a 1.178.120, durante la pandemia en 2020 cayó a 1.151.708, en 2021 siguió esa tendencia llegando a 1.114.097 y en 2022 las matrículas en universidades públicas subieron un poco más de 10.700 ubicándose en 1.124.889.

Los departamentos donde más han descendido las matrículas desde el 2017 hasta el 2022 son Antioquia, Santander, Caldas, Valle del Cauca, Risaralda, Norte de Santander, Boyacá y Cauca.

Con relación a las matrículas de las universidades públicas ha habido un descenso en los últimos años, pero se mantienen por encima de las cifras registradas en las instituciones privadas.

Tomando de referencia el 2017, en ese año se registraron 1.241.790 estudiantes matriculados en instituciones de educación superior públicas, en 2018 aumentó, aunque poco, llegando a 1.242.482, para 2019 la cifra ascendió a 1.218.130, en 2020, en medio de la pandemia, la cifra fue de 1.203.895, en 2021 aumentó a 1.334.174 y en 2022 el número también subió a 1.341.339. Siempre manteniéndose superior a las matrículas de las universidades privadas.

Pero, ¿Qué explica este fenómeno?

Nelson Hernán Gómez, director de promoción y mercadeo de la Universidad Externado de Colombia, explica que esto se debe a que “la sociedad y algunos actores dentro de ella están incentivando la equivocada idea de que estudiar no es una buena inversión o que no tiene retorno. Esto está haciendo que los jóvenes revisen otras opciones como salir a trabajar inmediatamente terminan la secundaria, que acudan a educación no formal o en instituciones que no están acreditadas o que son de mala o baja calidad. En algunos casos también está ocurriendo que la formación universitaria no logra cautivar a los jóvenes para que inviertan varios años de sus vidas y grandes montos de dinero”, dijo el experto.

Y es que para salir de este embrollo en el que se encuentran las universidades privadas, Gómez asegura que estas instituciones deben ofrecer financiación, descuentos, subsidios y otros beneficios para que los estudiantes replanteen su idea de no estudiar en dichas universidades.

Y es que hoy el Gobierno impulsa una política de gratuidad de la que dice el director de promoción y mercadeo de la Universidad Externado de Colombia si solo se busca invertir en educación pública, “se corre el riesgo de acabar con un sistema que posee diversas opciones (…) Yo diría, en lo personal, que atentan contra la equidad”.

Síguenos

Lo último

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

AL AIRE

La Caliente 1330

Siempre Arriba

AL AIRE
La Caliente 1330
Siempre Arriba